Mi foto

¡BIENVENIDA, BIENVENIDO! Aquí encontrarás artículos, opiniones, vídeos... que puedan incentivar nuestra reflexión y diálogo. ¡Esperamos tus preguntas y/o aportaciones varias!

Salud bucal de nuestros niños


Según informa la Academia de Odontología General, los hábitos para el cuidado de la dentadura empiezan a desarrollarse cuando el bebé tiene cuatro meses; es decir, cuando empieza a tomar papillas y otras comidas. A esa edad es cuando al niño le nace el primer diente; el tipo de comida que se le dé puede afectar a su salud dental durante toda la vida. De hecho, se ha determinado que hay una correlación grande entre el consumo de bebidas azucaradas durante la infancia, y el consumo posterior de alimentos con gran contenido de azúcar.

¿Qué hacer para evitar las caries?

Algunos factores que pueden ayudar a prevenir caries son chequeos regulares por dentistas, una dieta baja en azúcar y dulces (incluyendo zumos de frutas), y buen ejemplo de los padres. No se olviden que los niños aprenden imitando a los mayores. Aparte del cepillado diario con pastas, el bebé debe tomar flúor tópico oral recomendado por su médico. Y si su bebé usa un chupete, nunca lo moje en miel u otro líquido dulce.

Cómo cepillar los dientes de los niños

Limpie los dientes de tus hijos por lo menos una vez al día. Lo mejor es limpiar los dientes justo antes de ponerlo a dormir. A los dos años, la mayoría de los dientes del niño han salido. Ahora los puede empezar a cepillar con una pequeña cantidad de pasta dental con fluoruro. Use una cantidad pequeña de pasta dental. El cepillado de los dientes debe hacerse dos veces al día, con una de las veces antes de dormir y después de la ultima toma del pecho o biberon. El niño puede cepillar los dientes por la mañana el solo, pero los padres deben cepillar los dientes por la noche. Al principio, muchos niños pequeños se resisten a esta rutina y necesitan que los padres restrinjan sus movimientos en forma gentil pero firme. Si es necesario, hay que distraer al niño diciéndole que cómo son hermosos sus dientes, que tenemos que limpiarlos para eliminar los "bichitos malos" (los gérmenes). Si el niño siente que la higiene dental no es una forma de castigo, sino una expresión de amor el ritual nocturno se acepta mas fácilmente con el tiempo. Aunque este método puede parecer extremo, es mucho menos traumático que el tener que llevar al niño al dentista para resolver problemas que se hubieran podido evitar.


¿Qué es el flúor?

Es un nutriente esencial que mejora la calidad del esmalte dental, logrando que los dientes sean más resistentes a las caries. En nuestro medio se puede ingerir la cantidad adecuada usando sal fluorada en la preparación de las comidas. El resultado es mejor cuando se usan dentífricos fluorados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario